La Trastienda de Korteza

Corcho, en portugués, se dice “cortiça”

“Cortiça”, en castellano, suena a corteza

Corteza, en portugués, es “casca”

“Casca”, en castellano, recuerda a cáscara

“Cascara” en portuegués significa concha

              Podríamos seguir trenzando estas dos lenguas, mezclando significados y jugando con la relación entre las conchas y el corcho.
              Con este juego nombramos Korteza a nuestro proyecto de artesanía del corcho. Haciendo, como no podía ser de otra manera, un guiño a Portugal y a su “cortiça”, ya que es aquí donde nació y se desarrolló el corcho textil. Y donde nosotras lo descubrimos.
              Las fusiones de estilo, de materiales y de diseño, así como la conexión y el respeto a la Naturaleza nos definen. Encontramos aquí nuestro sitio y dejamos que las raíces de Korteza crecieran bajo estos conceptos.
              Tras este tiempo complicado que nos ha hecho vivir la pandemia, sentimos que nuestras raíces han crecido como en un invierno de 15 meses. Ahora nos apetece retomar una parte de lo de antes (el contacto en los mercados, las ferias…), pero también creemos que es una buena ocasión para mirar y fortalecer nuestra filosofía y mostrar más la cara del compromiso social, medioambiental y animalista. Queremos continuar la andadura de la mano de nuestros principios, sabiendo que es el camino más largo pero también el que nos permite hacer lo que queremos hacer.

De los nombres de nuestros productos