descubriendo el corcho

-breve historia del corcho-

extracción
Desde la Antigüedad, el corcho ha sido un material muy apreciado por sus cualidades de ligereza, impermeabilidad, resistencia y capacidad aislante. Ya los egipcios, así como los griegos y romanos después, lo usaron en la fabricación de tapas para ánforas y otros recipientes, así como para las colmenas usadas en apicultura.
continuar leyendo
A lo largo de los siglos se desarrollaron nuevas aplicaciones, desde el uso en recubrimiento de tejados hasta la elaboración de objetos de uso doméstico (cunas, sillas, tapones, juguetes, cuencos, decoración…). En la Edad Media llegó a usarse incluso en la fabricación de ataúdes. Con la llegada de la industrialización en el siglo XIX, el corcho bruto se sometió a procesos de transformación para obtener productos derivados y conseguir nuevas aplicaciones, mayormente relacionadas con su capacidad de aislamiento térmico y acústico (paneles aislantes, recubrimientos…) y su impermeabilidad (industria del tapón).
En la actualidad, la investigación en materiales más respetuosos con el medio ambiente ha sido posible el desarrollo del corcho textil (o «tela de corcho»), una materia prima natural, sostenible y de alta calidad cuyo uso se extiende rápidamente en el sector del calzado, la moda y los complementos, reivindicándose como la mejor alternativa vegetal al uso de pieles animales.
iconobellota

contenidos relacionados:

Nos gusta pensar en Korteza como un proyecto dinámico, alternativo y heterodoxo. Trabajamos para vivir, vivimos para disfrutar, y en esa ecuación la elección de la artesanía es una declaración de intenciones. Creemos en el valor de las cosas hechas a mano, con amor y paciencia, esas que nos acompañan durante años y no pasan de moda.
(ir al contenido)

Si vives en Extremadura o estás de paso, puedes acercarte a una de las tiendas de la Red de Centros de Artesanía Extremeña, donde encontrarás una selección de los productos de Korteza y de otras artesanas regionales.  

(ir al contenido)

Nuestro material por excelencia, un tejido sorprendente y muy versátil cuyo origen está en Portugal. Allí lo desarrollaron y empezaron a elaborar con él todo tipo de complementos. Aunque es relativamente reciente, ha experimentado una rápida expansión en los últimos años, sobre todo como alternativa vegetal y sostenible frente al uso de pieles.

(ir al contenido)

-de la corteza a la tela de corcho-

encabezado7
El componente más importante de la corteza del alcornoque es la suberina, un biopolímero natural que impregna y condiciona la estructura celular para convertirla en una barrera aislante y protectora frente a las agresiones externas. Es lo que conocemos como corcho. Gracias a esta peculiaridad, resulta un material sorprendente y muy versátil, que permite numerosas aplicaciones prácticas en diversas industrias.
continuar leyendo
En su estado natural, el corcho se caracteriza por:
  1. Es aislante térmico y acústico
  2. Tiene baja densidad y gran ligereza (88% aire)
  3. Es impermeable
  4. Alta elasticidad, resiste la presión sin deformarse
  5. No se pudre, y envejece muy lentamente
  6. No absorbe la humedad
  7. Tiene gran resistencia al fuego
  8. Es 100% biodegradable
  9. Es un material sostenible y ecológico
El proceso de transformación del corcho natural en tela de corcho es sencillo pero largo. Primero se dejan las planchas de corcho apiladas seis meses para que pierdan humedad. Transcurrido este tiempo, se hierven durante una hora para higienizarlas, mejorar su estructura y aumentar su elasticidad. Tras el hervido, las planchas se dejan en reposo para que asienten y queden lisas. Finalmente, se seleccionan en función de su calidad y se cortan en láminas muy finas y flexibles que se lijan y se adhieren manualmente a una base textil.
¡Y ya está! El resultado es un material de alta calidad, con cualidades muy parecidas a las del corcho natural y de fácil manejo, lo que permite su uso en la fabricación de zapatos, complementos e incluso prendas de vestir, y la sitúa en el mercado como la mejor alternativa a los materiales sintéticos y las pieles animales, que resultan muy contaminantes y poco éticos.
iconobellota

¿SABÍAS QUÉ...? El corcho es impermeable, aislante, flotable, elástico e imputrescible. ¡¡En su composición interna hay un 88% de aire!

-extracción del corcho-

historia corcho
La extracción de la corteza del alcornoque o «saca del corcho» se lleva a cabo entre los meses de mayo y agosto siguiendo un antiguo método manual y artesano. La primera se realiza cuando el ejemplar tiene no menos de 25 años, pudiendo retrasarse hasta los 60 años si el ejemplar no ha alcanzado aún una «circunferencia altura de pecho (CAP)» —es decir, un diámetro medido a 1’30m de altura— superior a 60-70 cm. El primer corcho se llama «bornizo», se considera de peor calidad y tiene menos aplicaciones prácticas debido a la dificultad de separar el corcho de la corteza leñosa que lo recubre.
continuar leyendo
Diez o quince años después se efectúa el segundo descorche del árbol, obteniendo el «corcho secundario», y más tarde, cuando el ejemplar ya cuenta 40 y 50 años de edad, se realiza la extracción del tercer corcho o «corcho amadía», el cual ya se considera adecuado para todos los usos, siendo muy apreciado para la fabricación de tapones. A partir de entonces, los sucesivos descorches se llevan a cabo cada diez años de media y pueden prolongarse durante más de cien años.
En el descorche del alcornoque, el «corchero» debe procurar siempre afectar lo menos posible al árbol y ejecutar su trabajo según dicta la técnica tradicional. Primero, se golpea con el hacha siguiendo las vetas más hondas del corcho para abrirlo y ahuecarlo, de forma que empiece a separarse la plancha de la entrecorteza. A continuación, mediante un corte horizontal se traza el tamaño de la plancha que se quiere extraer y se retira haciendo palanca con cuidado de no quebrarla. Cuando se ha retirado la primera, se procede sucesivamente de la misma forma hasta que el tronco queda desnudo y muestra su característico color rojizo. Cuanto mayor sea el tamaño de la plancha y el grosor del corcho, mayor será su valor comercial.
Enlace a vídeo: la “saca” del corcho
iconobellota
Alcornoques-en-Canchales

-el alcornocal en el ecosistema-

encabezado1
El alcornocal es uno de los bosques mediterráneos por excelencia y alberga las especies animales más importantes y amenazadas de Europa, como el lince ibérico, el águila imperial o la cigüeña negra, además de ofrecer refugio y recursos a una gran variedad de aves migratorias.
continuar leyendo
La presencia de alcornoques en el ecosistema vegetal ayuda a reducir el impacto de los incendios gracias a la protección de su corteza de corcho, y acelera la recuperación posterior en virtud a su elevada capacidad de rebrotar. Asimismo, los alcornoques son árboles de fuertes raíces y copas espesas que ayudan a sujetar el terreno y suavizar la erosión de las lluvias, evitando así la pérdida de suelo. Además, el corcho fija en su interior un alto contenido en CO2, lo que favorece la lucha actual contra el cambio climático.
A lo largo de los siglos, los alcornocales y encinares se han reemplazado por especies de rápido crecimiento (pino y el eucalipto…) destinadas al aprovechamiento maderero, con la consecuente pérdida de biodiversidad, acidificación del suelo y aumento de incendios. Muchos de los alcornocales que aún quedan han sufrido la roturación intensiva de la tierra y la introducción masiva de animales destinados a consumo humano, lo que ha transformado el bosque en una dehesa empobrecida y erosionada donde los árboles quedan progresivamente aislados y expuestos al ataque de plagas como “la seca”.
Según datos oficiales, el bosque de alcornoque ocupa 2,7 millones de hectáreas distribuidas en Europa y el norte de África. Concretamente, en territorio español existen más de veinte espacios naturales en los que tiene presencia el alcornocal. Aunque la cifra es amplia, lo cierto es que resulta muy inferior a lo deseable y que se ha producido un evidente retroceso a lo largo de los últimos siglos, habiéndose perdido casi por completo en algunas zonas. Actualmente, podemos dividir su presencia en dos categorías:
Zonas  relevantes con presencia de bosques: Los Alcornocales, en Cádiz y Málaga; la Sierra de Hornachuelos, en Córdoba; el Parque Nacional de Cabañeros, en Toledo; la Sierra de la Albera y el Espacio de Interés Natural Les Gavarres, en Girona; el Parque Natural del Montseny y el del Montnegre y el Corredor, en Barcelona; la sierra del Espadán, en Castellón; la Sierra de San Pedro, entre Cáceres y Badajoz; y el Parque Natural Tajo Internacional, fronterizo con Portugal.
Zonas residuales con presencia de ejemplares aislados, pequeños rodales y núcleos dispersos: cuenca del Ulla, en A Coruña y Pontevedra; de Potes, en Cantabria; de Bozoo, en Burgos; de Sestrica, en Zaragoza; de Foncastín, en Valladolid; de Hoyo de Manzanares, en Madrid; de Sierra Calderona, en Castellón; y de Carrascoy, en Murcia; de Pinet, en Valencia; y de Haza de Lino, en Granada.
iconobellota
iconobellota

contenidos relacionados:

Nos gusta pensar en Korteza como un proyecto dinámico, alternativo y heterodoxo. Trabajamos para vivir, vivimos para disfrutar, y en esa ecuación la elección de la artesanía es una declaración de intenciones. Creemos en el valor de las cosas hechas a mano, con amor y paciencia, esas que nos acompañan durante años y no pasan de moda.
(ir al contenido)

Si vives en Extremadura o estás de paso, puedes acercarte a una de las tiendas de la Red de Centros de Artesanía Extremeña, donde encontrarás una selección de los productos de Korteza y de otras artesanas regionales.  

(ir al contenido)

Nuestro material por excelencia, un tejido sorprendente y muy versátil cuyo origen está en Portugal. Allí lo desarrollaron y empezaron a elaborar con él todo tipo de complementos. Aunque es relativamente reciente, ha experimentado una rápida expansión en los últimos años, sobre todo como alternativa vegetal y sostenible frente al uso de pieles.

(ir al contenido)